Nacionales
EDICION IMPRESA
Lunes 04 de Julio de 2011

Hoy se recuerda la “Masacre de los Palotinos”

Ellos eran los padres Alfredo Leaden, Pedro Duffau, Alfredo Kelly y los seminaristas Salvador Barbeito y Emilio Barletti, asesinados por la última dictadura militar.

Los padres Alfredo Leaden, Pedro Duffau, Alfredo Kelly y los seminaristas Salvador Barbeito y Emilio Barletti, asesinados en la llamada “Masacre de los Palotinos, serán recordados hoy en una misa y durante un acto que se realizará en la Parroquia San Patricio de Belgrano.
La misa concelebrada y el acto frente al monumento que recuerda a los palotinos asesinados en la parroquia el 4 de julio de 1976, se realizarán a las 19.30 en Estomba 1942 de Capital Federal.
Hace 35 años, el 5 de julio de 1976, y tras los asesinatos se celebró en la iglesia de San Patricio una misa por los religiosos.
En su sermón, el padre palotino Roberto Favre dijo: “No puede haber voces discordantes en la reprobación de estos hechos. Tenemos necesidad de buscar más que nunca la justicia, la verdad y el amor para ponerlas al servicio de la paz...”.
“Hay que rogar a Dios no sólo por los muertos, sino también por las innumerables desapariciones que se conocen día a día... En este momento debemos reclamar a todos aquellos que tienen alguna responsabilidad, que realicen todos los esfuerzos posibles para que se retorne al Estado de Derecho que requiere todo pueblo civilizado”, enfatizó.
La “Masacre de los Palotinos”, tal vez el hecho más sangriento, no es el único que enlutó a la Iglesia Católica durante el terrorismo de Estado en la Argentina.
Los asesinatos del sacerdote Carlos Mujica en 1974, a manos de la Triple A, y de los obispos de La Rioja, Enrique Angelelli, y de San Nicolás, Carlos Ponce de León, son algunos ejemplos de religiosos enrolados en la defensa de los derechos humanos que fueron asesinados por defender sus ideas.
Si bien parte de la Iglesia Católica fue cómplice del régimen militar, hubo una minoría que luchó contra las atrocidades que se cometieron.
Este grupo se caracterizó por la expresa condena a las violaciones de los Derechos Humanos, la participación en manifestaciones, cartas y homilías públicas contra el accionar represivo, las denuncias al exterior y el acompañamiento a los familiares de desaparecidos.
Según el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos, al menos 18 sacerdotes fueron asesinados o figuran como desaparecidos; otros 10 curas estuvieron presos en la dictadura; y 30 fueron secuestrados y derivados a los centros clandestinos de detención y luego liberados.
Asimismo, once seminaristas fueron asesinados o figuran como desaparecidos, y se cree que son más de medio centenar los católicos laicos víctimas de la represión ilegal.

fotos
Iglesia de San Patricio, donde fueron asesinados los Palotinos.
Iglesia de San Patricio, donde fueron asesinados los Palotinos.
TODAS LAS VOCES