Sociedad
EDICION IMPRESA
Miércoles 20 de Julio de 2011

El Congreso de Tucumán aprobó la Bandera creada por Manuel Belgrano

En su sesión oficial del 20 de julio de 1816, el Congreso de Tucumán, el mismo que 11 días antes había establecido la Independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata, aprobó después de un largo y tortuoso proceso como enseña nacional la Bandera celeste y blanca creada por Manuel Belgrano.
Habían pasado más de cuatro años desde que el 27 de febrero de 1812 Manuel Belgrano izara en Rosario a orillas de Paraná el  primer símbolo patrio, que luego el mismo prócer hizo jurar a sus soldados.
Belgrano envió después una carta al Triunvirato para comunicar este hecho. El Gobierno de Buenos Aires respondió el 3 de marzo ordenándole que ocultara la bandera, pero Belgrano ya estaba lejos de Rosario y no se enteró.
Es que aquel 27 de febrero, el mismo día en que se enarboló por primera vez la Bandera blanca y celeste, Belgrano recibió del Triunvirato la orden de hacerse cargo del Ejército del Norte. Fue por eso que cuando llegó la respuesta del Gobierno ya era muy tarde.
En esa carta no sólo se le ordenaba ocultar la Bandera: también que en su lugar se enarbolara la que hasta ese momento se venía usando. Esta orden obedecía a las preocupaciones del gobierno relacionadas con la política exterior.
Como Belgrano no supo del rechazo del Gobierno a la nueva Bandera, el 25 de Mayo de ese mismo año volvió a enarbolarla.
En San Salvador de Jujuy colocaron la Bandera en los balcones del Ayuntamiento, en lugar de la real que comúnmente se utilizaba en las festividades públicas de aquella época. En ese lugar fue bendecida por primera vez la bandera argentina diseñada por Belgrano.
El 27 de junio el Triunvirato volvió a ordenarle a Belgrano que guardara la bandera celeste y blanca, y le recrimina su desobediencia. El 18 de junio Manuel Belgrano dijo a sus soldados que guardaría la enseña para el día de la gran victoria.
El 23 de agosto de 1812 la bandera se izó en Buenos Aires por primera vez, en la torre de la iglesia de San Nicolás de Bari, donde hoy se encuentra el Obelisco.
En los cuatro años posteriores la marcha de la guerra independentista postergó una resolución oficial hasta que el 20 de julio de 1816 el Congreso de Tucumán reconoció oficialmente a la Bandera celeste y blanca, gracias al decreto presentado por el diputado José M. Serrano: El mismo decía textualmente:
Elevadas las Provincias Unidas en Sud América al rango de una Nación después de la declaratoria solemne de su independencia, será su peculiar distintivo la Bandera celeste y blanca que se ha usado hasta el presente y se usará en lo sucesivo exclusivamente en los Ejércitos, buques y fortalezas, en clase de Bandera menor, ínterin, decretada al término de las presentes discusiones la forma de gobierno más conveniente al territorio, se fijen conforme a ella los jeroglíficos de la Bandera nacional mayor”.

fotos
últimas noticias
TODAS LAS VOCES
noticias más leidas del día