Córdoba
EDICION IMPRESA
Jueves 07 de Febrero de 2013

Vuelven a la carga con más millones para el Wi-Fi “gratuito” que no anda

Schiaretti prometió el servicio “para los más de tres millones de cordobeses”. Su gobierno gastó $ 25 millones de pesos (a través de Epec) en el fallido proyecto. Una de las empresas que embolsó esa cifra ya está buscando profesionales para retomarlo. En danza otros $ 28 millones de los cordobeses.

“Si todo sale según lo tiene planeado el Gobierno de Córdoba, para fin de año la Provincia contará con la red Wi-Fi gratuita más amplia del continente, superando incluso los proyectos de San Luis Digital y a las iniciativas que se están implementando en Brasil. Los cerebros detrás de esta ambiciosa intención están nucleados en la UTE conformada por las empresas IR y Galander, dos jugadores con amplia trayectoria en el negocio de las telecomunicaciones en el país”. De esta manera nos presentaban el proyecto la administración de Juan Schiaretti y sus medios amigos al promediar 2010.

En noviembre de ese año los vecinos de Córdoba, Río Cuarto, Villa María y San Francisco debían contar con el servicio de Wi-Fi gratis. Y para noviembre de 2011 la prestación debía estar disponible para todos los habitantes del territorio cordobés de manera gratuita.
Burdas mentiras. “Sembraron” las principales ciudades con antenas con las cuales “tejían una red” para interconectarnos. Los aparatos, de la marca Motorola, no pudieron conectarse con el equipo “núcleo”, de la marca israelí Alvarion, que estaba instalado en un centro de Epec en barrio Jardín. “Los Motorola se desconfiguran y el Alvarion los desconoce, entonces cuando un usuario lo activa para conectarse, la central lo elimina porque lo considera un hacker”, explicaron los entendidos. Pero en el trayecto se fueron certificando obras y Galander e IR (Marcos Saldubehere) fueron cobrando hasta llegar al menos a los 25 millones de pesos, del total de 49,6 millones de pesos presupuestado.

Cuando este medio denunció públicamente la gran farsa el 19 de abril de 2012, detuvieron los “trabajos” e intentaron disimular la salida de IR de la Unión Transitoria de Empresa, como así también su “Gran concurso preventivo de acreedores”, el que fue declarado abierto por sentencia 103 del 20 de abril de 2012 del “señor Juez de Primera Instancia y 33ra. Nominación en lo Civil y Comercial de la ciuda de Córdoba”, como también informó este medio. Mientras tanto, los equipos, sin mantenimiento alguno, se fueron deteriorando.
Ahora que el ruido “ya pasó” y Schiaretti va a ser candidato, hay que despejarle el camino de posibles “piedras” y para recuperar el tendido y reflotar el proyecto se incluyeron otros 28 millones de pesos en la planilla de inversiones previstas para Epec en 2013 bajo el título de “red inalambrica multiservicio y plataformas aéreas de conexión Wi-Fi”. Y en función de ello, Galander está buscando gente.

Uno de los profesionales contactados salió espantado y fue en busca del vocal del Ersep por el Frente Cívico, Juan Pablo Quinteros, quien había tomado la denuncia de LA MAÑANA para llevarla el 29 de mayo de 2012 a la Justicia (recayó en la Fiscalía de Distrito 3 Turno 7 de los Tribunales de esta ciudad, a cargo de Raúl Garzón, quien luego de una serie de actuaciones y verificaciones decidió remitir a la Fiscalía en lo Penal Económico y Anticorrupción Administrativa la causa por lo que ya se conocía como “el escándalo del wi-fi gratuito”).
Ante una consulta de este medio, el vocal del Ersep explicó ayer que “este martes último fuimos a la Fiscalía para acompañar a la instrucción de la causa un pedido para que cite a declarar a un especialista en telecomunicaciones que, habiendo sido contactado para retomar el proyecto, advirtió que no era viable”.
“Obviamente no llegó a ningún acuerdo de trabajo, y que habiendo advertido que el proyecto no tenia ninguna seriedad, se acercó espontáneamente a aportarnos datos que pueden ser de suma importancia para corroborar que el proyecto de wi-fi gratuito jamás iba a funcionar de la manera en la que fue planteado desde el vamos”.

Y agregó: “no conocemos cómo ha seguido la tramitación de la causa ya que se nos denegó la posibilidad de constituirnos en querellantes, pero tenemos la convicción de que las pruebas aportadas oportunamente y la propia realidad que indica que el Wi-Fi gratuito no funciona, son más que elocuentes para que los funcionarios involucrados respondan ante la Justicia. Esto a los cordobeses ya nos salió millones de pesos y si el fiscal no actúa de manera enérgica y con coraje, seguramente nos costará mucho más”, concluyó.
Según pudo saber uno de nuestros periodistas en fuentes de la Epec, los 28 millones a gastar no serían ya para llevar internet gratis a todos los cordobeses, sino tan solo para recuperar los aparatos y poner en funcionamiento el servicio en algunos puntos (Plaza San Martín, Plaza de la Intendencia, etcétera), “con el objetivo de demostrar que la gente puede conectarse, mientras algunos periodistas dicen lo contrario”.

fotos
Las antenas siguen a la vista de todos, sin prestar servicio alguno.
Las antenas siguen a la vista de todos, sin prestar servicio alguno.
TODAS LAS VOCES