Sociedad
EDICION IMPRESA
Miércoles 06 de Julio de 2011

Aniversario :: Fundacion de Cordoba

Un acto de rebeldía que concluyó con la fundación de Córdoba

Jerónimo Luis de Cabrera desafió las órdenes del Virrey del Perú y fundó la ciudad de Córdoba el 6 de julio de 1573 en un lugar diferente al sugerido. Esta actitud y otras cuestiones políticas le costarían después la vida.

Jerónimo Luis de Cabrera sirvió al Ejército real español en Perú hasta 1571 cuando fue nombrado gobernador del Tucumán. El virrey Francisco de Toledo le encomendó entonces “poblar y fundar en el valle de Salta en la parte y lugar que e pareciere mejor convenir, un pueblo de españoles para que de estos reinos del Perú se pueda entrar a dichas provincias sin el riesgo y el peligro que hasta aquí, y de ellas salir a estos reinos a contratar y mercadear”.
Cuando Cabrera partió de Potosí en julio de 1572 debió optar entre seguir las directivas del virrey o acatar la voluntad de Francisco de Aguirre (gobernador del Tucumán y fundador de Santiago del Estero) quien lo instaba a proseguir el plan de conquista del sur, Cabrera eligió este último. Aún se desconoce el por qué de esta decisión que implicó en los hechos un acto de rebeldía contra la voluntad suprema del virrey Francisco de Toledo, máximo representante del soberano español en estas tierras sudamericanas..
Ya en Santiago del Estero, Cabrera (que se encontraba junto a su familia) envió una expedición de 48 hombres con el fin de relevar el territorio de la Provincia de Comechingones. La columna principal habría ingresado según algunos investigadores por el norte del territorio provincial a través de lo que es hoy Villa de María del Río Seco. Según otros historiadores, la expedición llegó en cambio por el Valle de Punilla.
En definitiva, el centenar de hombres pisó suelo cordobés el 24 de junio de 1573. Encontraron un río al que Cabrera llamo San Juan (actual Suquía), ya que el 24 de junio es el día de dicho santo.
La ciudad de Córdoba fue fundada el 6 de julio de ese mismo año con el nombre de Córdoba de la Nueva Andalucía posiblemente en homenaje a los ancestros de su esposa, oriundos de la homónima localidad española.
La ceremonia se realizó en la margen izquierda del río en el paraje Quisquisacate, llamado así por los aborígenes por la confluencia de dos ríos, en lo que hoy son las barrancas de barrio Yapeyú.
Acompañaron a Jerónimo Luis de Cabrera en aquella jornada histórica -además de sus hijos mozos Pedro Luis y Gonzalo-, su Teniente Suárez de Figueroa, los veteranos del Tucumán, Hernán Mejía Mirabal, Juan Pérez Moreno, Gonzalo Sánchez Garzón, Juan Rodríguez Juárez, Blas Rosales, Bartolomé Jaimes, Juan de Ludueña, Nicolás Carrizo, Antón Berrú, Miguel de Mojica, Alonso de Contreras y Miguel de Ardiles, entre otros; los conquistadores venidos con él desde el Perú; Tristán de Tejeda, Alonso de la Cámara, Juan de Molina Navarrete, Jerónimo Bustamante, Jerónimo García de la Jara, Luis de Abreu de Albornoz y Damián Osorio; y aquellos que antes habían entrado con Pedro de Arana, como Blas de Peralta.
Cabrera, en el mismo acto hizo labrar el acta fundacional por el escribano Francisco de Torres y determinó el escudo de armas de la ciudad. Con la creación de la nueva ciudad Cabrera buscaba dos objetivos. Uno de ellos era disponer de una salida a «La Mar del Nord», es decir al Océano Atlántico, ya que creyó que la Laguna de Mar Chiquita era una bahía de este océano. El segundo de los objetivos era establecer un asentamiento urbano para proseguir la búsqueda de la famosa Ciudad de los Césares, supuestasmente construida con oro y plata por los aborígenes.

fotos
Acta de Fundación de la ciudad de Córdoba.
Acta de Fundación de la ciudad de Córdoba.
TODAS LAS VOCES